La colonia del Viso es uno de las zonas más exclusivas de Madrid e incluso de España. Un oasis en medio de la ciudad más cosmopolita. Aparte de tranquila, es una zona realmente bonita. Debe su nombre, al parecer, a la orografía sobre la que fue construida, ya que este terreno estaba elevado formando una pequeña colina, en un viso natural en una de las zonas más altas de Madrid.

Delimitada por las calles Daniel Urrabieta, Tormes, Sil, Francisco Alcántara, Turia, Madre Carmen del Niño Jesús, Arga y Nervión justo detrás de la Castellana fue construida entre los años treinta y cuarenta del siglo pasado. Arquitectónicamente podemos asegurar que es una de las obras cumbres del racionalismo madrileño y español. En la actualidad, como decíamos, es un prestigioso barrio.

Viviendas de vocación social

Pero nada tiene que ver con su origen. En aquel momento, los terrenos donde se asentó la colonia se encontraban a las afueras de la ciudad. De hecho, el origen de las viviendas tienen una vocación social y de segundas residencias. El proyecto que llevó a cabo Rafael Bergamín promovía la economización de costes, al amparo de la Ley de Casas Baratas de 1925. Se eliminaron los elementos decorativos y ornamentales y se normalizaron los elementos repetitivos.

La colonia seguía el estilo de otras colonias realizadas con anterioridad, como la Ciudad Jardín. Se inspiraba en el concepto de Ciudad Jardín inglesa que planteaba modelos de viviendas más abiertas al campo y, por ende, más salubres. Así se levantaron casas unifamiliares en hilera, con jardín hacia la fachada principal y un patio trasero. Se proyectaron 130 viviendas de cuatro tipos de superficie. Todas contaban con los más modernos sistemas de electricidad, calefacción, etc.

La promoción de las viviendas funcionó tan bien que incluso antes de ser construidas fueron vendidas. Mayoritariamente, a una burguesía que supo ver la oportunidad y no se lo pensó dos veces. El aspecto de esta colonia es inconfundible: volúmenes cúbicos, fachadas enfoscadas y pintadas, cubiertas planas y ventanas horizontales de inspiración náutica. Un lujo de construcción en un sitio privilegiado.