Hace exactamente trece días que el emblemático hotel Ritz echó el cierre.  Más de un siglo después de que abriera por primera vez. Fue el 2 de en 1910 cuando la reina Victoria Eugenia y el rey Alfonso XIII lo inauguraron con todo el boato que la ocasión requería. Era el primer hotel de lujo de España, a la altura de los hoteles- palacios europeos que cumplían con los cánones de excelencia.

Fue un proyecto personal del propio monarca quien recordaba que años antes, los invitados a su boda tuvieron que ser hospedados en casas particulares. La razón es que no existían alojamientos en Madrid a la altura de lo que se esperaba. Así que convenció a amigos aristócratas y empresarios para que invirtieran en la construcción de un hotel con solera. De este modo surgió la nueva Compañía de Desarrollo Ritz.

Influencia francesa

Se invitó a César Ritz, impulsor del hotel francés que llevaba este mismo nombre, a que participara de este nuevo proyecto. Las señas de identidad del alojamiento galo eran las proporciones de su arquitectura, la belleza y el gusto más que exquisito del diseño interior. Los pequeños detalles de las estancias y la comodidad eran otras de las características que hacían único a este establecimiento.

Durante su larga vida, el hotel Ritz ha cambiado varias veces de manos. Lo que nunca cambió es que siempre fue un referente de buen gusto y normas de etiqueta en el vestir. Los últimos propietarios llegaron en 2015. El edificio fue adquirido por el grupo Mandarin Oriental en una operación conjunta con el grupo financiero The Olayan Group para acometer la mayor reforma de su historia.

El grupo tiene un presupuesto de 99 millones de euros. Las obras -que se prevé que acaben a finales de 2019- estarán dirigidas por el arquitecto Rafael de la Hoz y los interioristas franceses Gilles& Boissier. El nuevo hotel contará con 106 habitaciones y 47 suites, además de una Suite Real de 188 metros cuadrados. Entre las acciones previstas se contempla que el restaurante regrese  al espacio original, con acceso directo a la terraza. También, se volverá a instalar una cubierta de cristal en el centro del hotel, tal y como se inauguró.