De bares…

Hoy nos vamos de bares… Bares míticos de Madrid, “ni son todos los que están, ni están todos los que son”. Hay que poner un número, que tal 10.

Creo que para considerarse algo mítico, además de ser famoso, ha de formar parte de la historia de un lugar. Yo añadiría en esta lista otra cualidad singular, tener cierto interés arquitectónico o de diseño que es lo que nos ocupa en esta página.

 

Casa Labra.

Calle Tetuán, 12.

Legendario bar donde en 1879 durante un banquete clandestino, Pablo Iglesias fundó el  PSOE. La imagen más recurrente es la de sus frontales de madera en fachada y los rótulos clásicos.

La Ardosa

Calle de Colón, 13

Taberna reducida, atestada de estanterías llenas de botellas de cerveza cubiertas de polvo. Con el encanto de los bares de antes, si pasas por debajo de la barra encontrarás un pequeño saloncito además del aseo.

La Dolores

Plaza de Jesús, 4

Frente a la iglesia del Cristo de Medinaceli, una de las tabernas más visitadas de Madrid. Con unos azulejos espectaculares en el exterior y una impresionante barra de mármol en su interior.

El Palentino

Calle Pez, 12

Inspiración de la película ‘El Bar’ de Alex de la Iglesia, uno de los bares más castizos de la capital. Vivió la explosión y declive de la movida madrileña, ahora vuelve a disfrutar de un momento de fama.  Su popular fachada de mármol roto, las ventanas de aluminio y los espejos de las paredes son solo pequeñas pistas del tesoro que esconde este bar abierto en 1942.

Casa Alberto 

Calle de las Huertas, 18

Local centenario del Barrio de las Letras ocupa el solar donde Miguel de Cervantes vivió y escribió la segunda parte de ‘El Quijote”. La fachada  de color rojo y su barra de zinc con lavadero de vasos denota la solera del lugar.

Café Manuela

Calle San Vicente Ferrer, 29

Antigua carpintería, abrió en 1979. Recoge la esencia de los antiguos cafés madrileños. Su fachada roja rememora el pasado artesano del local.

Café Pepe Botella

Calle de San Andrés, 12

Cuelga en sus paredes algún retrato de Napoleón, hermano de José I Bonaparte, que da nombre al local (conocido popularmente como ‘Pepe Botella’ por su afición al vino). Escenario de la película ‘Nadie conoce a nadie’ de Mateo Gil. Se observar desde la ventana la vida de la plaza del Dos de Mayo.

El Anciano Rey de los Vinos

Calle de Bailén, 19

Sencillo, espacioso, luminoso y con una gran barra. Se ha mantenido impertérrito a lo largo de los años.

 

Casa Ciriaco

Calle Mayor, 84

Desde la pensión del cuarto piso de este edificio, el anarquista Mateo Morral dejó caer una bomba atentando contra el rey Alfonso XIII el día de su boda. Local vinculado con el mundo artístico y periodístico  y, sobre todo, con el mundo taurino

 

Casa Mingo

Paseo de la Florida, 34

Ocupa un antiguo almacén de material. Lugar de reunión de los asturianos que trabajaban en la antigua Estación del Norte.