El estilo art decó de Madrid da para más de un artículo, por eso queremos ir presentándolo en pequeños bocaditos. Hoy, para ir abriendo boca, os contamos algunas características de los balcones de este estilo y dónde podéis encontrarlos. Porque, aunque no lo parezca, el art decó es bastante frecuente en Madrid, sobre todo en avenidas como la Gran Vía o la de Reina Victoria.

Es bastante común que en las guías de arquitectura se dé un salto entre los regionalismos y el neobarroco de los años veinte al racionalismo de los treinta. En esa década de transición es cuando encontramos ese nuevo movimiento de entreguerras. El art decó no solo es un estilo sino que es una forma de pensar y de sentir. En las artes decorativas se plasma como un ejemplo de modernidad y eclecticismo. Es una mezcla de motivos inspirados en el antiguo egipcio, las civilizaciones precolombinas con influencias cubistas y constructivistas de las vanguardias.

Eclectisicmo y modernidad

En este sentido, el art decó no se cansa de jugar y experimentar con la geometría. Los balcones, que es el elemento que hoy tratamos, eran rectangulares hasta la irrupción de este estilo. A partir de los años veinte se empiezan a ver balcones trapezoidales por toda la ciudad, uno de los signos más reconocibles de un edificio art decó. Otro rasgo que los caracteriza son los soportes de miradores y balcones con forma de concha o venera, influencia del neobarroco y de la corriente regionalista sevillana. Otros detalles regionalistas son la forja, esgrafiados o aleros de madera que se integrarán a la perfección en este estilo ecléctico por naturaleza.

Si todavía no te has fijado en balcones art decó te dejamos algunas direcciones para que alces la vista y te sorprendas.  Callejeando puedes encontrarlos en la calle Conde Duque c/v, en Trafalgar 13, Conde de Peñalver 32, Ferraz 27, Maldonado 24 o Espalter 7. Son solo algunos ejemplos de balcones en cuyos edificios hay más elementos de este estilo. Los iremos descubriendo en próximas entregas.