El 1 de junio abrirá sus puertas en Madrid la Fundación Norman Foster. La sede será el Palacete del Duque de Plasencia, situado en la calle Monte Esquinza 48. Esta apertura será el colofón al foro titulado “Future is now” que se celebrará en el Teatro Real y que reunirá a destacadas personalidades de la arquitectura, el urbanismo, las infraestructuras, la tecnología y las artes. El objetivo de este encuentro será analizar los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

La fundación sin ánimo de lucro estará dedicada a la investigación, la educación y la elaboración de proyectos de arquitectura, diseño y urbanismo. “Espero que esta aventura nos permita hacer y pensar las cosas de un modo no tradicional”, explicó Foster. “Nuestra intención es derribar las barreras entre profesiones y generaciones y acercarnos al diseño de un modo holístico y desde la neutralidad política”. Resaltó la importancia de ayudar a los jóvenes “en esta época de incertidumbre global” y de colaborar con profesionales preocupados por el medio ambiente y el entorno urbano.

Investigación y arquitectura

Desde 1999, esta organización lleva ofreciendo becas a través del Royal Institute of British Architects. Gracias a ellas han sido muchos los estudiantes de arquitectura que han podido realizar sus proyectos de urbanismo.  La directora de la sede madrileña será la historiadora de Arquitectura y comisaria María Nicanor. Ha trabajado en el Victoria & Albert Museum de Londres y en el Guggenheim de Nueva York.

La nueva sede contará con más de 1.700 metros cuadrados. Allí se podrá consultar gran parte del archivo personal del arquitecto, premio Pritzker y Príncipe de Asturias. Una trayectoria de cuarenta años recogida en maquetas, planos, dibujos y películas de los edificios creados por Foster.  Destacan la cúpula del Reichstag, en Berlín; la torre de Collserola de Barcelona, la torre Cepsa, en Madrid, o el metro de Bilbao.