Wine Store

Local comercial de la conocida bodega Ramírez de Gamuza sita en el Barrio de Salamanca. Apenas 16m² de superficie útil contienen cualquier elemento imaginable de una bodega. El proyecto de reforma de esta pequeña tienda la lleva a cabo el estudio de arquitectura Mecanismo.

El espacio interior gira en torno a  una  gran mesa central de madera, fabricada con cajas de vino dispuestas  en distintas direcciones, iluminada por una enorme lámpara hecha con 300 copas de vino. Los rayos de luz al  incidir en la superficie de las copas nos ofrecen un curioso espectáculo lumínico.

El resto de elementos que conforman el local son de una gran austeridad.  Suelo de madera y paredes desnudas en color oscuro, donde destaca alguna botella expuesta en su caja de madera original reutilizada como estante. Techo liso, con una pequeña candileja perimetral que baña de luz las paredes laterales. La pared del fondo se cubre de espejo para  que visualmente se multiplique el espacio interior.

Hacia la calle se conserva la estructura de la fachada original, y utilizando como disculpa la escasa entrada de luz natural, introducen los elementos lumínicos del interior que le dan  un marcado carácter teatral.

En los escaparates se juega con la repetición de elementos,  propios de una botella de vino, para dar una estética sencilla pero original.

Un ejemplo maestro de como intervenir en un local, sin modificar apenas su arquitectura. Introduciendo elementos decorativos y lumínicos hasta alcanzar el efecto deseado.

Fuente: Javier Bravo