El nombre de Rafael Moneo suena, cuando menos, a más de uno. Sobre todo en Madrid. Famosa fue su ampliación del Museo del Prado. La carrera del único arquitecto español que ha conseguido el Premio Pritzker se ve ahora reflejada en el Museo Thyssen. Coincidiendo con el 25 aniversario de la famosa pinacoteca se expone la muestra “Rafael Moneo. Una reflexión teórica desde la profesión. Materiales de archivo 1961-2016”.

Si todavía no has tenido ocasión de acercarte no la dejes escapar. La exposición recoge una selección de dibujos, maquetas y fotografías de 46 de sus edificios.  Y se visualiza a través de un total de 18 maquetas, 142 fotografías y 98 dibujos originales. Una muestra que hace hincapié en la importancia del dibujo como herramienta principal con la que Moneo ha desarrollado su trabajo. El dibujo es un medio en el que define su pensamiento.

Proyectos internacionales

Los visitantes podrán ver, por ejemplo, el Ayuntamiento de Logroño, el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida (una de sus obras más destacadas), la ampliación de la estación de Atocha en Madrid, el Kursaal de San Sebastián, el Museo de Arte Moderno y Arquitectura de Estocolmo, la catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles en L.A., los laboratorios de la Universidad de Columbia en Nueva York o la ampliación del Museo del Prado, además de otros proyectos que no vieron la luz.

La muestra, organizada por la Fundación Barrié de A Coruña, ha recorrido diversas sedes internacionales en Portugal, México o China. Y ahora llega al Museo Thyssen, un museo de excepción. Además, la exposición contará con un “Gabinete Thyssen” dedicado a la remodelación del Palacio de Villahermosa para convertirlo en sede de la pinacoteca madrileña. Puede visitarse hasta el 11 de junio en horario de martes a domingo de 10 a 19 horas y los sábados de 10 a 21 horas.