Pasos a seguir antes de hacer tu casa

En una entrada anterior analizamos los pros y los contras de ser auto promotor de tu propia vivienda. Si finalmente te lanzas a serlo tendrás que seguir los siguientes pasos:

1/ Planifica:

Ten claro que es lo que quieres, que es lo que necesitas y de que medios dispones.

2/ Terreno

Elige el lugar donde quieres vivir, las características del sitio que elijas, influirán considerablemente en tu casa futura.  Orientación, pendientes del terreno, vegetación existente, vistas…

3/ Proyecto

Busca un arquitecto con el que empatices, que te escuche y que conecte con tus gustos y prioridades.

Juntos podréis delimitar un programa de necesidades, una estética determinada y algunas preferencias personales.

A partir de ahí, déjate asesorar.

Necesitarás un arquitecto técnico cuando te dispongas a ejecutar la obra. Junto a tu arquitecto llevará  la dirección de obra. Suelen encargarse además de la coordinación de la seguridad y salud. Juntos formarán la dirección facultativa de la obra.

4/ Dinero

Necesitamos fondos para pagar el terreno, el proyecto, la contrata…

Si los tienes disponible enhorabuena, la obra saldrá considerablemente más barata.

Si no los tienes, puedes pedir un crédito promotor. A diferencia de otros créditos en los cuales dispones del efectivo en el momento, en este se te ira dando a medida que lo vayas necesitando, por certificaciones de obra.

5/ Licencia

Con el proyecto de ejecución redactado estamos en disposición de pedir la licencia de obra que nos dará el ayuntamiento donde esté situado nuestro terreno.

6/ Contrata

Yo siempre aconsejo pedir varios presupuestos, comparar bien lo que nos ofertan y elegir en función de la seriedad además del precio.

Cuanto más detallado este un proyecto sobre el que se estima un presupuesto, menos sorpresas nos llevaremos en el desarrollo de la obra. Los imprevistos suelen salir a precio de oro. Ahí es donde se disparan muchos presupuestos durante la obra.

También es importantísimo cerrar un plazo de tiempo de ejecución con penalizaciones por retrasos. Otro de los motivos del encarecimiento del proyecto.

7/Seguros

Si tienes pensado vender tu vivienda en los próximos 10 años es obligado tener un seguro decenal que se haga cargo de los vicios o defectos que puedan surgir una vez terminada la obra. Una OCT (organismo de control técnico) supervisará la obra independientemente de la dirección facultativa para asegurarse que cumple con los requisitos exigidos tanto de proyecto como por normativa, calidad…

Esto es todo, parece complicado pero paso a paso las cosas van saliendo y la experiencia de poder intervenir en la creación de tu propia casa es irrepetible y verdaderamente fascinante. Solo apto para valiente. El grado de satisfacción que se alcanza es difícilmente comparable con cualquier otra experiencia. Si tienes posibilidad, muy recomendable.

Fuente: ianuA arquitectura