Muchos de vosotros habréis pasado mil veces por Torres Blancas y, muy probablemente, os hayáis detenido a observar este edificio porque no pasa desapercibido. Hoy nos vamos de visita virtual por Torres Blancas, cincuenta años después de su construcción. Y lo hacemos de la manos de rtve que, gracias a su vasto archivo, nos va a devolver a la retina las imágenes de la construcción de este proyecto, truncado, del arquitecto Francisco Javier Saénz de Oiza.

Situado en la confluencia del número 2 de la calle Corazón de María con el número 37 de la Avenida de América, la historia del diseño y construcción de Torres Blancas podría resumirse en la frustración de un proyecto transgresor. La constructora Huarte encargó el diseño a Francisco Javier Saénz de Oiza en 1961. Su premisa fue que levantara un edificio vanguardista. Por eso se lo encargó a este talentoso arquitecto que destacaba porque rompía con el oficialismo historicista del régimen franquista.

Un edificio vanguardista

Torres Blancas supone un antes y un después de la arquitectura madrileña. Su construcción no siempre tuvo buenas críticas, en una sociedad acostumbrada a otra estética. Pero lo que es evidente es que ese edificio,  de 81 metros y 23 plantas, que se retorcía hasta el cielo como un árbol era otra cosa. Era el reflejo de una personalidad atrevida, moderna, creativa. Algo que chocaba con el momento histórico de nuestro país.

El Ayuntamiento de Madrid no continuó con el proyecto porque no estaba convencido. Por eso solo se levantó una única torre. El hormigón revestido de blanco, como estaba previsto, quedó en gris. Y, por ende, la construcción de Huarte fue un fracaso, también, económico. Hoy, cincuenta años después es una reliquia arquitectónica que merece la pena visitar. Os dejamos con sus orígenes. Pincha aquí para visualizar el vídeo.