Pasear por la Gran Vía siempre es una delicia. Ir de compras, al teatro, al cine o a tomar algo, es un buen reclamo para los que somos de aquí y para los que vienen de fuera. Decir Gran Vía implica, inevitablemente, hablar de espectáculo cosmopolita donde los haya. Es la imagen de la ciudad que nunca duerme, de la urbe que respira vida por los cuatro costados. Es una de las calles madrileñas donde mires donde mires siempre hallas algo que te llame la atención.

Imágenes de la Gran Vía madrileña

Con poco más de un siglo de historia, la Gran Vía ha evolucionado poco desde entonces, en cuanto a trazado se refiere. Lo que sí ha cambiado son los coches que circulan por ella, los locales comerciales y la gente que la patea cada día. Hoy os queremos enseñar un vídeo de hace unas cuantas décadas. Muestra cómo fue concebida y cómo se transformó la ciudad convirtiéndose en la que conocemos hoy. No tiene desperdicio, en este caso, una imagen vale más que mil palabras. Os proponemos un juego, semejanzas y diferencias entre ayer y hoy.

Para visualizar este vídeo de RTVE pulsa aquí.